Que no se te olvide

Nuestro vertiginoso mundo en el que el tiempo y la inmediatez están abrasándonos como una mancha que destruye todo a su paso, nos da el pretexto perfecto para que se nos olvide que nosotros alguna vez fuimos niños y que nosotros alguna vez fuimos también adolescentes.

No es que nos quedemos estancados en esa parte de nuestra vida y nuestra vestimenta cambié los viernes sólo para salir a divertirnos sin importar nuestras responsabilidades actuales como ir a trabajar un lunes por la mañana porque tenemos resaca, es hablar de mirar a los ojos a nuestros hijos todos los días y descubrir en ellos ese efecto de cambio constante del que son ahora dueños. Y que nos acordemos que pasamos por esos lugares también. Que no se te olvide que eran, en efecto, otros tiempos, que nosotros salíamos a jugar a la calle con amigos sin preocuparnos por los secuestros y nuestra vida se desarrollaba con más tranquilidad, que no se te olvide que también se te olvidó un día lo que tu mamá te había encargado de la tienda por ver a alguien o ir con alguien, solo enséñales cómo poner más atención.

Y si no se te olvida que son niños, la idea te acompañará durante su formación, es decir, no los regañarás y castigarás por una semana, porque se olvidaron de hacer las cosas que dejaste encargadas cuando te tuviste que ir a trabajar todo el día y se quedaron solos en casa. Que no se te olvide que tú no te sentías tan solo porque siempre había amigos con quien jugar y platicar en casa, y aunque parece que las redes sociales lo han hecho todo por nosotros los adultos, es decir, parece que les dan a nuestros niños un espacio de esparcimiento y algo de compañía pues también pueden escribir lo que sienten y “compartirlo” con alguien, en realidad ya no escuchan su voz y es como guardar silencio eternamente y sobre todo, pueden escribir varias veces lo que quieren decir con tal de que sea lo que el otro quiera leer, todo por ser aceptados en esas redes. Piensa que si cuando llegas de trabajar tu hijo te contesta a una larga pregunta como ¿qué hiciste? una corta respuesta como “nada”, es porque no está acostumbrado a hablar, no quiere decir que se lo escribas en el chat, quiere decir que tienes que ayudarlo a acostumbrarse a usar el lenguaje, y la mejor manera de hacerlo es hablar y dejarlos hablar.

Somos seres sociables y necesitamos conectar con los demás, ¿recuerdas las horas al teléfono mientras tu papá te decía que no te colgaras?, creo que la mejor idea de conexión es una en la que se involucren seres humanos de la misma edad que tus hijos, porque eso les dará amigos, personas con las que hablar, pelear y tener conflictos reales de adolescentes y que no se apropien de tus problemas de casa. Que no se te olvide que acompañarlos puede ser una solución a los miedos, y que si los impulsas a hacer, se sentirán mas seguros, que si los proteges y les entregas una tablet para que no lloren por 20 minutos.

Que no se te olvide que es mejor que se enojen por un rato porque les quitaste los aparatos por no cumplir con sus tareas, que de plano ni te enteres que clase de vida llevan, mejor es luchar hombro a hombro con ellos y veremos menos violencia en todos los espacios, para empezar, después de hablar un mes completo, ya no podrán parar, necesitas armarte de paciencia, que no se te olvide eso porque después del ejercicio de hablar te vas a enterar de todo sobre ellos, solo que no se te olvide escuchar sin juzgar, recuerda que a ti te chocaba que hicieran juicios antes de que terminaras de contar.

Anuncios

Sentase para comer 

Si te entra la desesperación y prefieres corretear a tu hijo para que coma “con tal de que lo haga”, detente. Los malos hábitos los inculcamos nosotros y luego querrán (te lo digo por experiencia) hacer las cosas de pie y no solo comer, espéralo a que llegue a la mesa para que coman juntos. 

Y para la cocina del día “Ratatouille”

Ratatouille

Ingredientes
Porciones: 4
4 cucharadas de aceite de oliva
2 cebollas blancas, picadas
6 dientes de ajo, machacados
1 pimiento rojo, sin semillas y picado
2 pimientos verdes, sin semillas y picados
2 berenjenas, en cubos
2 calabacitas largas, en rodajas
3 jitomates medianos, en rodajas
1 cuchadara de puré de tomate (este puedes hacerlo poniendo agua a hervir y luego sumergir por unos minutos el tomate (jitomate), le quitas la piel y los mueles.
3 cucharadas hierbas provenzales: tomillo, albahaca, orégano, estragón, hinojo y romero (hay mezclas de éstas hierbas, para que las tengas a la mano, en algunos comercios)
Sal y pimienta, al gusto
Albahaca fresca picada (opcional)

Calienta el aceite de oliva en una cacerola a fuego medio y sofríe la cebolla hasta que se vea transparente, aproximadamente 5 minutos. Añade el ajo y las hierbas provenzales; sofríe durante 2 minutos más.
Incorpora los pimientos y cocina durante 5 minutos más, moviendo de vez en cuando. Agrega las berenjenas, calabacitas, jitomate y puré de tomate. Sazona con sal y pimienta, y cocina durante 15 minutos más o hasta que las verduras estén suaves y los sabores se hayan integrado.
Sirve caliente y, si lo deseas, espolvorea con albahaca fresca.

Levantar la voz

IMG_5342Es seguro que a ustedes también les han pedido sus hijos que no vayan a “hablar con la maestra”, por alguna situación que sus hijos han pasado en la escuela, ya sea por algún abuso por uno de sus compañeros o por un trato injusto con alguna maestra. En mi caso se debe a que, después de esa platica, las cosas no se tornan más fáciles para ellos, pues se convierten en los “marcados”.
Aunque yo estoy dispuesta a ser marcada, me detuve de momento tras la solicitud de mis hijos de no ir a reclamar, pensando en las consecuencias, pero también pensando en ellas, tomé fuerza y hablé con mis hijos respecto a quedarse callados y aceptar todo y cuanto te piden, miren ustedes…
Llega mi hija y me dice que necesito pasar a pagar su derecho a examen para que puedan aplicarle el examen la siguiente semana, y yo le preguntó a qué se refiere sin recibir respuesta, -solo me dijeron mamá-. Voy entonces con su maestro titular y me dice que el solo da clases que le pregunte a la coordinadora administrativa, ella me contesta que es algo que se debe pagar y que solo recibe ordenes, pues le digo que los exámenes si bien deben ser parte de las evaluaciones de la escuela, si hubiese que pagar adicional entonces, que no les apliquen dichos exámenes- , le pedí.
En eso pasa una mamá de uno de los compañeros de mi hijo (porque tengo a dos en la misma escuela)y paga en mi cara y viéndome de forma rara, entendí por qué mi hija no quiere que la vean raro…
Me pasan con la Directora y al final después de preguntarle la razón lógica de cobrar un examen semestral y anual, me explica que es uno de los gastos que se pagan con esa cuota, pues hay que pagar más cosas y las enumera.
Yo le doy las gracias por la explicación y sigo sin entender por qué no ponen esa cuota al inicio marcada en los gastos totales de la escuela que evalúas para tomar decisiones al inicio de año.
Lo que creo es que en ésta escuela le pusieron ese nombre y me hizo saltar porque no pueden cobrar exámenes, en otras escuelas seguro le ponen otros nombres y terminas pagando.
Como ya dije, los pagué y con la intención de que mis hijos no tengan problemas no hice más escándalo, sólo asumí que era una cuota más.
La cosa es que después hablé con mis hijos sobre no aceptar de entrada todo lo que nos dicen y detenerse a preguntar, no tener miedo, tal vez cueste un poco más de trabajo, pero te hará sentir mejor sobre todo porque el siguiente ciclo, todos esos detalles también ayudarán a considerar la escuela a la que asistirán.

Por otro lado, me pregunto, ¿por qué las mamás no nos solidarizamos?, porque más vale quedar bien con la maestra, para que trate mejor a nuestros hijos, ¿por qué seguimos aceptando esas diferencias en el trato?. Yo no, espero que si hay cambios en su trato sea de forma positiva, porque siempre habrá una instancia arriba que pueda arreglar esas diferencias.

La intención no es desacreditar a la escuela, sino unir esfuerzos incluyendo a los hijos que no deberían temer ser tratados diferentes, sólo por cuestionar o hablas de su inconformidad.

Desde los sueños

Para aquellos que han soñado con agua les quiero decir que buscando algunos datos me encontré que significa la vida, como soñar con el mar por ejemplo, ¿le temes al mar?

El agua simboliza la vida, los sentimientos, la fecundidad, y la abundancia. Por ello, todos los sueños en los que el agua tiene un papel preponderante deben ser interpretados sobre estas premisas, y pueden ser infinitamente variados.

También dicen que los sueños tienen que ver con lo que hiciste en el día, mas que con lo que pasará en el futuro.

Dicen que soñar agua turbia quiere decir problemas, ¿pero tú en qué prefieres pensar?

Compartimos una idea que encontramos sobre los sueños, mas loca o más creíble, lo dejamos a su consideración.

“Otra antigua explicación de la información que puede obtenerse en los sueños tiene que ver con la concepción oriental de que el sueño es un estado intermedio o bardo y durante este intermedio de la conciencia el alma puede dejar el cuerpo “bajo la protección de la respiración” y vagar por el espacio e incluso por las dimensiones astrales”

Y para aquellos que comparten sueños…
El psicólogo de la Universidad de Stanford, Stephen LaBerge, la máxima autoridad en el estudio de los sueños lúcidos, escribe:
Recuentos de “sueños mutuos” sugieren que el mundo de los sueños en algunos casos puede ser tan objetivamente real como el mundo físico. Esto es debido a que el principal criterio para la “objetividad” es que una experiencia sea compartida por más de una persona, lo cual supuestamente ocurre en los sueños mutuos.

http://pijamasurf.com/2013/02/telepatia-onirica-precognicion-y-suenos-compartidos-la-mensajeria-del-espiritu-iiii/

Papaya

IMG_1752

El uso del árbol de papaya como planta medicinal es muy común en México
Nombre: Carica papayaLinnaeus.

La planta de la papaya es un arbusto de 2 a 5 m de altura, de tallo simple con hojas grandes, extendidas y con hendiduras. Sus flores son amarillas y están unidas al tronco, de donde salen frutos carnosos.

Es originaria de México y habita en climas cálido, semicálido y semiseco. Crece en huertos y está asociada a la selva tropical caducifolia, subcaducifolia, subperennifolia, perennifolia, bosques mesófilo de montaña, de encino y pino.

El uso medicinal de la planta de la papaya es frecuente en casi todo México, se recomiendan para problemas de tipo digestivo como dolor e inflamación de estómago, diarrea y estreñimiento; además resulta eficaz como vomitivo y para fortificar el estómago.

También es utilizada con mucha frecuencia contra los parásitos intestinales en los niños, para lo que se recomienda comer las semillas de la papaya medio hervidas con un poco de látex de la planta, o bien el fruto en ayunas durante tres días e ingerir un té preparado con las hojas.

Se utiliza, además, para dolor de pecho, asma, bronquitis, difteria y dolor pulmonar.

Ah verdad!

además es deliciosa para preparar agua fresca, la puedes combinar con limón.